julen

Julen Azpiritxaga, reinventando cómo ayudar al país

Julen recuerda esta época como un momento de radicales cambios en su vida:

A mi siempre me interesó la política, recuerdo sobre todo la época del movimiento estudiantil del 2007, yo no iba a marchas, en ese momento estaba en cuarto grado, pero  veía a mis papás saliendo a la calle y la unidad de la gente en un momento tan oscuro. No entendía qué pasaba pero esto hizo interesarme mucho por lo que se podía hacer a través de la política.

Antes de las protestas del 2017 yo tenía la idea de que se podían cambiar las cosas a través de buenas políticas públicas, que tuvieran un gran impacto en lo social, como las propuestas de km cero. Sin embargo unos meses antes de las protestas había la sensación de que se acercaba algo y me interesé por formar parte de la representación estudiantil. 

¿Cuál era tu papel en las marchas?

Al principio ninguno, trataba de ayudar en lo que podía, pero poco a poco fui asumiendo, con un amigo, funciones de él que era el Coordinador de Seguridad del movimiento. Hasta que un día entre todos me propusieron el cargo oficialmente.

¿Qué hacías como coordinador de seguridad?

Bueno estaba pendiente de que todo  el mundo llegará bien a su casa. Viendo en retrospectiva fue un trabajo que por toda la consciencia del equipo resultó en que no ocurrieran cosas demasiado graves con ningún UCABISTA.

Yo me paraba a eso de las 4 todos los días para bajar a Caracas, yo vivo en San Antonio, organizaba a la gente y planificaba rutas de acceso seguras para tener mayores probabilidades a que nadie saliera herido.


Playlist de Leonardo Marius


Cuando veo a Julen hablando de este momento de su vida su rostro cambia, se torna más serio y se nota que está trayendo a la entrevista muchos recuerdos con una gran carga para su vida. Me recuerda lo que viví en las protestas del 2014 y todo el fracaso y desesperanza que sentí cuando todo eso terminó en nada cuando paró la calle y no puedo evitar preguntarle:

Cuando paró la calle todo parecía que pasó en un momento ¿Qué te quedó de ese momento?

En medio de las protestas el padre Leo reunió a un grupo del movimiento y recuerdo que nos preguntó “¿Qué pasa si se acaban las protestas sin que pase más nada?” en ese momento ninguno aceptaba que eso podía pasar, que si se apagaba la calle se acababa todo por lo que habíamos luchado. Ahora, puedo ver que el mundo no se acaba hasta que se acaba.

La calle se apagó pero la esperanza no porque estar afuera, lejos de todo lo que yo quería me hizo comprender que yo aún tenía cosas por las que luchar pero que no iba a ser por el medio en el que le había puesto toda mi esperanza.

De las protestas me quedó mucho de otra gente, cómo debes estar cerca de la gente para poder ganarte su confianza, cómo solo con el contacto directo puede lograr que otros entiendan tu autoridad, no porque eres el jefe sino porque los conoces cuando tienen miedo o tristeza y cuando tú mismo eres capaz de demostrarla.De esta experiencia me quedaron excelentes amigos incondicionales, como Carlos. También aprendí mucho de lo que significa poner tu vida en manos de otra persona.


Hermana Lucimelb Contreras: Una monjita chic del siglo XXI


Es fácil reducir a una persona a un momento de su vida.  Julen vivió el momento de las protestas con una intensidad que lo llevó a crear una experiencia nutritiva y que le dejó algo y de lo que tengo mucho que aprender.

Pero este estudiante de economía no se reduce a su paso por el movimiento estudiantil. Me sorprendió saber que antes de entrar en la universidad probó suerte en el País Vasco dónde estudió cocina y que luego volvió a Venezuela con una conciencia más grande de lo que significa la familia y de lo que significa estudiar una carrera universitaria

«Apenas entre en la UCAB me impresionó la estructura de la biblioteca y sus espacios, me emocionaba estudiar aquí».

Ya habías estudiado afuera, imagino que tenías una idea más clara de lo que querías

Bueno, al principio quería estudiar comunicación por el contacto con la gente, pero necesitaba algo de números en mi vida para ponerme estructura. Terminé en economía y fue la mejor decisión. Bueno como todo, hay materias que no te gustan y eso.

Pensando en eso después de todo lo que pasó veo como mi carrera puede ayudar a cambiar lo que creo que puede mejorarse en el país. Solo que uno aprende que es un proceso lento.

¿Qué te ayudó a ver eso mejor?

Fue algo que comencé a ver cuando hice mi primera experiencia en PAZando.  Cuando uno va al interior deja muy poco allá pero se trae mucho a la universidad. Haces real el interior del país y sus problemáticas, entendemos mejor por qué no funcionan las cosas.

Al volver al país después de las protestas esto se me hizo más claro, mi compromiso con PAZando creció y también mi compromiso con las cosas que me di cuenta que eran más importante como mi familia, los espacios donde se construyen relaciones.

Y ahora ¿qué viene?

Uy…

Bueno ahora mismo estoy trabajando en una empresa de finanzas para tomar experiencia y en mis proyectos personales estoy mucho más involucrado con PAZando ya que la organización donde mi hermana tiene relación con este proyecto.

También junto a mi hermano estamos trabajando en la junta directiva del Centro Vasco para apostar a los lugares que hacen familia.

Hablar con Julen hace darme cuenta de cómo se hace verdadera experiencia de las cosas, dándote cuenta del valor de lo inesperado y me hace preguntarme cómo viví yo las experiencias de protesta y cómo llevo vivir en Venezuela ahora ¿A qué le estoy construyendo? Espero tener más conversaciones así para seguir haciéndolo consciente.

MOPEP

Conoce MOPEP: qué, por qué y para qué

El Modelo de Simulación de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (MOPEP) es un programa que es llevado a cabo por la Escuela de Economía y que nace como respuesta a una problemática de hace más de 9 años en la que la deserción y las bajas calificaciones eran muy notorias en los estudiantes del primer año de la carrera.

¿Qué busca?

A través del MOPEP se quiere que el estudiante de los primeros semestres de la carrera se pueda involucrar más en el ámbito económico con una actividad extracurricular basado en el modelo de la OPEP. En este, los 14 países miembros buscan coordinar y unificar las políticas petroleras.

El objetivo: garantizar unos precios justos y estables para los productores de petróleo, el abastecimiento eficiente, económico y regular de petróleo a los países consumidores y un rendimiento justo del capital de los inversores.

¿Cómo funciona?

Una vez elegidos todos los delegados, las formaciones comienzan con una serie de ponentes y charlas relacionadas con petróleo, la OPEP, economía petrolera, el petróleo de Venezuela y diferentes temas concernientes al crudo con base en la teoría económica aplicada al mercado petrolero.

David Da Silva, coordinador académico de la Escuela de Economía señala que “este modelo sirve también para refrescar la memoria, ya que la mayoría de los participantes han cursado materias que son claves en este modelo y, para los que no, se les da un acercamiento”.


Memoria y cuenta de la Representación Estudiantil: Economía


MOPEP en la comunidad

Este modelo ha buscado trascender y replicarse en otras universidades y la comunidad adyacente a la universidad. Laura Diacich, coordinadora del servicio comunitario y voluntariado expresó que “actualmente, se han hecho dos MOPEP con los estudiantes de las comunidades de Antímano y La Vega, en el cual los adolescentes reciben formación en herramientas de negociación, oratoria y resolución de conflictos”.

La dinámica para participar es a través de una prueba de admisión, luego una entrevista y finalmente la selección. Por los momentos el proceso se encuentra cerrado, pero aproximadamente en febrero del 2019 comenzarán las postulaciones para el modelo de año que viene, cuyo inicio es es normalmente a principios del segundo periodo académico.

Este modelo está diseñado principalmente para que participen estudiantes de hasta cuarto semestre de la carrera. Sin embargo, aquellos estudiantes de quinto semestre en adelante que deseen participar pueden hacerlo bajo la figura de tutores.

Así que si estudias economía y quieres adquirir herramientas muy útiles e innovadoras, no dejes de seguirlos en redes sociales a través de @mopep_ucab y mantente atento a las fechas de la prueba de selección.

economía

Memoria y cuenta de la Representación Estudiantil: Economía

El 27 de junio de 2017 los estudiantes de Economía de nuestra Alma Máter votaron. Tras los resultados, la representación estudiantil de esta escuela quedó conformada por Jesús Palacios y Francisco Marval como consejeros, y la plancha Ceteris como el Centro de Estudiantes.

Así, arrancaba una nueva etapa, con nuevas caras y nuevas promesas que cumplir. ¿Cuáles de estas realmente han sido llevadas a la práctica, cuántas están en proceso y cuántas quedarán en forma de deuda para los electores? Eso es precisamente lo que descubriremos a continuación.


5 canales de Youtube en español para salir del aburrimiento


Los consejeros: Jesús Palacios y Francisco Marval

Francisco Marval basó su campaña en tres pilares: comunicación, modernización y legado. Por supuesto, cada uno de estos conceptos abstractos tenían su variable operacionalizada en la práctica:

  1. Comunicación: construir una red de delegados, realizar asambleas pre y post consejo, y publicar boletines semestrales.
  2. Modernización: inscripción previa, abrir la electiva sobre Softwares Estadísticos, e incluir inglés como parte de pénsum.
  3. Legado: institucionalizar matemática y redacción 0, regularizar los consejos de escuela y formar un equipo de apoyo.

Por su parte, Jesús mantuvo otras tres propuestas principales: ofertar materias obligatorias y electivas en verano de forma virtual, videoconferencias con egresados de la escuela que estén estudiando en el exterior y reforzar el inglés con la apertura de cursos online, la materia Inglés 0 y preparadurías de inglés económico.

A este plan, se le sumaban otros elementos, como ampliar los cupos para los cursos de inducción al servicio comunitario y las jornadas de inscripción, métodos alternativos de contacto e información sobre posgrados tanto dentro como fuera de la UCAB.

¿Qué elementos se han tangibilizado?

Tras un semestre de gestión, tres de las nueve promesas electorales de Francisco Marval son una realidad: la red de delegados, los boletines semestrales y los equipos de apoyo. Sin embargo, de las seis restantes varias se iniciaron y, en la práctica, no funcionaron.

Es el caso de las asambleas pre y post consejos, la inscripción previa (prematrícula), la apertura de la electiva de softwares estadísticos y la regularización de los consejos.

Con respecto al primer elemento, no había asistencia, por lo que ahora se publican resúmenes en las redes de los consejeros. En el caso de la prematrícula, se encontró ineficiente frente al sistema que ya usaba la escuela. Por último, en el tercer caso, la materia se abrió pero no se consiguió docente para ella.

Ahora bien, los consejeros se han encargado de abrir cursos independientes y gratuitos para los estudiantes que, si bien no sustituyen la electiva, permiten que el estudiantado adquiera conocimiento de distintos sofftwares estadísticos. Finalmente, la regularización de los consejos resultó ser innecesaria.


«Muchas propuestas en campaña parecen sencillas de ejecutar pero una vez que estás en el cargo te das cuenta de la cantidad de normas y reglas que te impiden llevarlas a cabo. Te das cuenta de que no las estudiaste bien», Francisco Marval


En el caso de Jesús Palacios, ha logrado concretar con éxito cuatro de sus propuestas electorales: los métodos alternativos de contacto -con muchísimo énfasis en el Instagram y correo electrónico-, las encuestas de evaluación a docentes, la apertura de más cupos para cursos del servicio comunitario y la apertura de nuevos cursos para los periodos intensivos.

De hecho, la cuenta de Instagram de los consejeros cuenta con casi 500 seguidores, y hablamos de una escuela de casi 700 estudiantes, por lo que el alcance ha sido ciertamente positivo.


5 ucabistas que lo lograron en la vida


En cuanto a las materias electivas, aunque los problemas con la demanda y oferta de docentes es una realidad innegable, se han abierto 6 materias obligatorias en este periodo intensivo. Si bien el hecho de convertirlas en cursos virtuales aún está en proceso.

¿Cuáles son las deudas de los consejeros?

En general, la mayor deuda tras este primer periodo de gestión es la institucionalización de las materias prometidas (matemática 0, redacción e inglés).

Sin embargo, Francisco y Jesús aseguran que el proceso está abierto, pero que un cambio de pénsum no se logra de la noche a la mañana: «Quizá sea la próxima gestión la que realmente finalice el proceso», aseguran.


«Aunque pensé que el tema de los cursos de inducción al servicio sería algo más complicado, la dirección de nuestra escuela con respecto a este tema ha sido muy receptiva y nos ha hecho el camino muy sencillo», Jesús Palacios


Por otro lado, los trabajos de investigación tutoriados por profesores, prometidos en campaña por Jesús, no se han llevado a cabo tampoco. Según el consejero, la escuela recomendó dejar esto en manos del Centro de Estudiantes de Economía (CEDEC).

Finalmente, también queda pendiente para el segundo periodo las videoconferencias con egresados en el exterior y la información sobre posgrados, elementos que prometen ser enfatizados para el nuevo semestre que está apunto de comenzar.

Ceteris: mantener, crear e innovar

Por su parte, la única plancha candidata al CEDEC, basó su campaña en mantener, crear e innovar:

  1. Manteniendo las tradiciones de la Escuela con foros como «Soy Economista, ¿Ahora qué?».
  2. Creando nuevos espacios para la conversión de los estudiantes de Economía en ciudadanos del futuro con un Club de Debate de Macroeconomía y Microeconomía.
  3. Innovando con la reestructuración del pensum de Matemática 0 y colaborando con los consejeros electos en su institucionalización.

Los sí y los no del CEDEC

Con respecto al primer punto, el evento «Soy Economista, ¿Ahora qué?» se realizó con éxito el 28 de septiembre del año pasado. Además, otras tradiciones fueron retomadas, como la Econobirra y diversos foros, como «Macroeconomía y petróleo», «Bitcoins y Criptomonedas» y «Criptomonedas y el futuro de Venezuela».

Sin embargo, aunque la institucionalización de Mate 0 -de la mano de los consejeros- aún no se ha dado, el CEDEC logró abrir una especie de preparaduría dictada por estudiantes de semestres superiores.

Durante el semestre también se realizó el primer congreso laboral  EconoJobs 2017 y la campaña Conoce tu CEDEC. Finalmente, la deuda del Centro de Estudiantes es la apertura del Club de Debate de Macro y Microeconomía.

Si eres estudiante de Economía y llegaste hasta aquí, ya conoces todo lo que fue y no fue durante el primer periodo de gestión de tus representantes estudiantiles. Ahora está en tus manos hacer el balance… ¿Positivo o negativo?