bool(false)

Andrea Martínez: “El teatro como canal de creatividad”

more133

Andrea Martínez, facilitadora y actriz de Teatro UCAB, tiene 21 años y cursa noveno semestre de Comunicación Social, en la mención de
Guionismo. Ella nos cuenta cómo ha sido su experiencia, luego de tres años, en las artes escénicas universitarias. Además, su transición de alumna a colaboradora.

Nuevos aprendizajes

Andrea decide audicionar en el año 2015 en Teatro UCAB para expandir sus conocimientos en el área de la actuación. Antes de ingresar, había realizado otros talleres externos; por eso comenta que al principio se le dificultó adaptarse e integrarse  a su metodología, ya que se cuestionaba el porqué de todo lo que hacían.

Esta situación le generó incomodidad y prejuicios, provocando límites en su aprendizaje y el no experimentar ni explorar lo que se le pedía. Ella estaba acostumbrada a las técnicas y montajes que realizaba su anterior directora. Sin embargo, expresa que en la medida en que fue descubriendo nuevos métodos de conocimiento, pudo notar que ningún director trabaja de la misma forma y que existen diferentes caminos para montar las mismas obras de teatro o innovar con otras. A partir de este momento, sintió que estaba aprovechando cada corrección y disfrutaba el proceso.

¿Cómo funciona Teatro UCAB?

Se inicia realizando un primer taller, llamado “Nivel 1”. Aquí, los que tienen tiempo y experiencia,  facilitan herramientas a los nuevos. Trabajan con distintos autores, se plantean dinámicas que ayudan a las personas que nunca han hecho teatro para que logren desenvolverse y tengan confianza. Luego hacen una obra de construcción colectiva: ésta se presenta en varias funciones y también se muestra en las comunidades aledañas a la universidad: por ejemplo, en Antímano, La Vega y en las comunidades de Petare, ya que el teatro está unido a una fundación llamada “Medatia”, la cual utiliza el teatro como instrumento educativo. Se trata de llevar nuevas enseñanzas a comunidades que no están familiarizados o conectadas con este ámbito cultural y artístico.

En seguida que se realiza este primer taller y se presentan, los alumnos formalmente entran al grupo y pueden participar en todas la obras que deseen. Al año, se monta una obra infantil y otra general. A partir de este momento se hacen diferentes talleres. Por su parte, Andrea participó en Antígona como obra grande, durando en cartelera tres temporadas.


José Humbria: “El debate construye la vía del conocimiento”


Un paso más

Actualmente es facilitadora del “Nivel 1”, luego de haber pasado por los distintos talleres de expresión corporal, dinámicas de grupo, investigaciones, construcción de personajes y otros. Introduce a todos los participantes en este nuevo enfoque artístico para que puedan vivir con igual o más intensidad que ella, el paso por Teatro UCAB. Señala que el pertenecer a esta agrupación, conecta a los estudiantes con la universidad; además, le da importancia al vínculo que se crea con personas que son de su misma carrera y de otras.

¿Por qué cree que los estudiantes deben vivir esta experiencia?

Dice que es una experiencia que te conecta muchísimo con el sentir ucabista,  ya que antes de estar involucrada en esta agrupación, sentía que no formaba parte de la universidad. Asegura que muchos vienen únicamente a estudiar y luego se marchan a sus casas: este era su caso. Sin embargo, cuando ingresó a la agrupación y asistía a los ensayos en las tardes, un domingo en la mañana o terminaba un sábado en la noche, se nutrió y unió con los otros estudiantes y con cada espacio de la universidad, construyendo otra familia. Para ejemplificar esto, comenta que tienen la costumbre de comer todos en camerino. De esta manera se va creando un espacio de amistad, compañerismo y círculo social.

Valores que inculca Teatro UCAB

El teatro se hace estando, por esta razón ha impulsado:

  • Puntualidad, responsabilidad, compromiso y compañerismo: Andrea explica que a pesar de lo que le pase a ella o a algún otro actor, deben hacer lo posible por ir a los ensayos, porque cada ensayo es una función sin público.  “Si tengo malestar me tomo un  medicamento, hago lo posible por ir o simplemente lo veo sin ensayar, pero estoy presente”.  Es un trabajo que se hace en equipo; la obra no sale simplemente porque una persona esté preparada, sino por el trabajo y esfuerzo de todo el grupo: hay una especie de conexión y energía en común que impulsa la obra. Por otro lado añade que, al asistir a las obras que ha realizado con Medatia, también termina de aprender el valor del trabajo en equipo.

Considera que la liberación es un aspecto que también se vive en los ensayos, ya que el teatro es espiritual, una especie de meditación: es necesario  dejar afuera los problemas que se tienen como persona y reencarnar en la vida de un personaje. Estas en un espacio sagrado, en el aquí  y en el ahora.

Conocimientos añadidos

Nos cuenta que desea continuar, a pesar de que ya está próxima a graduarse. Piensa que es un proceso de evolución, ya que todos los años o semestres no se hace lo mismo. Un día comienzas con el taller de “Nivel 1”, luego presentas una obra grande, la infantil y así vas obteniendo nuevos conocimientos.  También existe la oportunidad de realizar talleres de expresión corporal, baile, conexión con el cuerpo y con el sentir. Justamente en este proceso se van formando cada vez más, hasta que al final se pueden impartir conocimientos a otras personas, así como lo hace ella.


Bárbara Magallanes: En la versatilidad está el éxito


¿Qué es para Andrea el teatro?

– Vida, pasión, felicidad; vivir el presente, conectarte con tu cuerpo, mente y espíritu; sentir y expresar todo lo que deseas exteriorizar. Conocimiento personal, a través de un personaje que pensabas que era antagónico a ti; compañerismo, trabajo en equipo y confianza.

¿Cuál ha sido el mayor sacrificio?

Más allá de sacrificios, es cuestión de prioridad: levantarse un domingo muy temprano y tener un ensayo a las 8:00 a.m., o salir de un ensayo a las 7:00 u 8:00 p.m., viviendo San Antonio y sin carro, es prioridad y no sacrificio. Estas situaciones te hacen cuestionar: ¿esto de verdad es lo que quiero hacer y dónde quiero estar? Es una oportunidad para decidir si de verdad te gusta; en el caso de que así sea, lo aceptas y no lo tomas como un sacrificio.

¿Cómo ha sido el clima de trabajo?

En cuanto a la relación entre alumnos y profesores durante la clase, comenta que siempre ha existido el respeto. En los ensayos hay una distancia entre el director y los actores: claramente se pueden manifestar diferentes puntos de vista, pero basados en la obediencia. Por otro lado, piensa que es cuestión de ir conociéndolos para adaptarse a sus métodos. Aunque en el camerino todos se traten como amigos.

Anécdota

En unas vacaciones de julio, el grupo de Teatro UCAB, junto a la fundación Medatia, fue al Páramo, en San Rafael de Mucuchíes. Durante una semana dictaron talleres de teatro a los niños y a los adolescentes. El viernes, siendo el último día, debían presentar a la comunidad una obra de construcción colectiva.

Andrea fue por primera vez y le dieron el cargo de coordinadora. Al principio estaba asustada, no podía creérselo y no sabía cómo iba a lograr que todo saliera bien. Recuerda que había organizado cómo iba a ser el desarrollo de la obra y el ensayo con los niños, pero por motivos de lluvia, se canceló el ensayo. Al día siguiente debían tener todo listo para la presentación; gracias a que tuvo la ayuda de dos facilitadores y a la colaboración de los niños, la presentación cerró con broche de oro. “Te dan más de lo que tu das”, asegura.


Iba a dejar la carrera, hasta que…


El teatro como escenario de la vida

El arte imita la vida, pero en un escenario: todos somos diferentes personajes y cumplimos distintos roles. Tal vez desempeñamos un rol protagónico, estamos representando algo y no nos mostramos como realmente somos; muchos tienen una máscara. Hay personas que son algo en la universidad y otra persona fuera de ella.

Tanto ver teatro, como hacerlo, te da la oportunidad de conocerte e integrarte contigo mismo. Solemos pensar que un personaje no se parece a nosotros, pero es no es así,  porque cuando lo haces y no lo juzgas, muchas cosas que odiabas de esos personajes, se convierten en deseos o actitudes que estaban en tu interior y desconocías. Un día puedes ser una bailarina, otra día un astronauta: “es como un juego”, reflexiona Andrea.