bool(false)
Gabriel Ascanio

Gabriel Ascanio: entre dos caras

VidaUCAB

Después de varias semanas y múltiples intentos, al fin lo logramos y he aquí el resultado de este híbrido entre entrevista y derecho a réplica de Gabriel Ascanio: estudiante de décimo semestre de Ingeniería en Telecomunicaciones y actual Consejero Universitario de nuestra Alma Máter

Músico, de familia de músicos, y motivado por la tecnología móvil y la innovación de las comunicaciones, el actual Consejero Universitario comienza en Telecomunicaciones porque consideraba que era una rama que toca un poco de cada cosa que le interesa de la ingeniería. Mientras, a su vez, se mantenía en la Orquesta Sinfónica Nacional.

¿Cómo sintió la publicación de VidaUCAB?

Aunque el reclamo parece ser contra la forma y no contra el fondo, para el ucabista se creó una matriz de opinión que partió sin el supuesto de su inocencia, que no lo contactamos, y que el hecho constituyó una total “falta de respeto”.

Lo cierto es que, cuando navegamos un poco entre su vida personal, vemos que a mediados de tercer semestre debe abandonar la universidad: los conciertos empiezan a chocar con los parciales, tiene que tomar la decisión de escoger, y se decanta por la música.

Fuera de la universidad y en mitad de los conciertos decide hacer un curso de especialización de CISCO en redes, se da cuenta que ama la carrera, y decide parar la música para regresar a sus estudios.

Pero a Gabriel le gusta estar involucrado en distintos proyectos a la vez, por lo que en ausencia de la música, empieza a involucrarse mucho más en la vida universitaria, con un ritmo que ha ido in crescendo desde las actividades de equipos deportivos en canchas y centro de estudiantes, hasta optar por un cargo en el Consejo Universitario de la UCAB.


Andrés Dellacasa: el héroe del fútbol en la UCAB


Además, mantiene un trabajo particular en una empresa y ayuda en la contaduría de la librería de su mamá, aunque afirma intentar, en la medida de sus posibilidades, mantener un equilibrio entre su vida privada, académica y su cargo estudiantil.

¿Y eres inocente de lo que propone la publicación?

Sorprendido de asumir el cargo a mitad de semestre, tomando las cosas sobre la marcha, sacando una materia para seguir luchando entre lo académico y su cargo político… Desde su perspectiva sí, sí ha asistido a las consejos, sí ha estado pendiente de los casos internos y de las actividades relevantes del aumento de la matrícula.


“Eso es muy relativo, y depende mucho de los enfoques que le puedan dar los ucabistas…” Gabriel Ascanio


Re agendando y postergando con base en la importancia. Esa ha sido la manera en la que Gabriel ha encontrado darle un orden al alud de actividades, proyectos y responsabilidades que va adoptando en su vida.

Quiso empezar en política porque le parecía que la universidad necesitaba mucha ayuda interna, había demasiados problemas académicos -de ingreso en proporción con los egresos-, de facultades, de sedes, económicos, situación país… Pero no logró entender qué lo motiva en la política, qué lo lleva a optar por un cargo personalmente, pero sí algo que percibe dentro de la política ucabista: dos caras.

Dime tres cosas concretas que has logrado con tu gestión

“La primera actividad que hice en la gestión no fue tan buena, que era de resiliencia”, afirma Ascanio. Sin embargo, continua con el abordaje interno de la universidad que procede a explicar en qué consiste el apoyo a casos particulares de estudiantes y el cual considera la mayor fortaleza de su gestión.

Por último, cierra la respuesta a la pregunta resaltando el trabajo de la mano con los Centros de Estudiantes, y menciona un foro reciente de criptomonedas con el Centro de Estudiantes de Administración y Contaduría (CEAC), además de otras actividades pendientes que quiere realizar. “Voy sobre la marcha”, establece.

Lo cierto es que el ucabista hizo el salto directamente desde el Centro de Estudiantes al Consejo Universitario, donde aprendió que “en la política universitaria no puedes confiar 100% en nadie”, pues es un ambiente donde “este año podemos ser amigos y el otro año podemos ser enemigos”. Una política con dos caras:

La fachada romántica, que es una manera de decir que hay democracia en la universidad, y que esta representa una expresión del estudiante. Y lo interno, lo intangible, el misterio cuasi místico para la mayoría de los estudiantes regulares que no estamos involucrados directamente en la política universitaria.


5 canales de Youtube para salir del aburrimiento


Esta segunda faceta es descrita por Ascanio como “grupos con pensamientos que aspiran a cosas y otros grupos con otros pensamientos que aspiran a otras cosas, y siempre va a existir esa macolla”. Macolla a la que ya no se siente ligado, pero de la que de una manera u otra tuvo que vivir en su campaña.

¿Por qué crees que no se hizo una publicación de los otros consejeros universitarios?

“Simplemente yo no tengo el equipo, o el auge o ese mediatismo como tal que tienen los otros consejeros, sino que me dedico más a hacer para lo que se me eligió, es mi cargo, tratar los casos estudiantiles”, asegura.

Establece una diferencia entre él y los otros posibles cargos políticos que podrían estar del otro lado de la cara, pues asegura que él tiene un enfoque más académico, mientras que otros se enfocan más en la política.

Dentro de todo, Gabriel se siente satisfecho de su trabajo, ya que siente que ha hecho todo lo que ha podido y lo que se le ha pedido. Especialmente a sabiendas de que, los intentos por mantener en paralelo su pasión pos la ingeniería, la música y el resto de sus actividades llegan a solaparse unas con otras.

En cuanto a la publicación, quedará en manos de los políticos estudiantiles y del resto del estudiantado situar su desempeño en alguna de las dos caras del espectro: en la cara color azul burbuja donde todo se resuelve internamente y sin ninguna movilización real, o la cara más desagradable de la política estudiantil.

Una cara que puede ser desagradable a priori, pero que nos permite tener, así sea de manera efímera, una mirada honesta y real a la política universitaria.

Solo sé que, el hecho de que Gabriel haya decidido buscar y tener su derecho a réplica, habla tan bien de su persona como de aquellos otros estudiantes a quienes iba dirigida la publicación y decidieron ignorar el llamado de los ucabistas, canalizado a través de VidaUCAB.

Escrito por: Jose Antonio Youssif