bool(false)

Ignacio Belisario: la imagen del futuro político venezolano

Lailyn Buvat

Ignacio Belisario cursa actualmente el quinto (5to) año de Derecho. Además, ocupa el cargo de Consejero Universitario de la UCAB

Ignacio es un estudiante de 23 años, y está a punto de llamarse «abogado de la República». Sus valores y amor por este país lo han llevado a comenzar una vida política, y ¿qué mejor forma de hacerlo que desde la institución donde hace vida?

Es conocido por ser el actual Consejero Universitario (CU) de @lacatólica. Sin embargo, este no ha sido el único cargo por el que ha optado a lo largo de su carrera.

Su amor hacia la política es innegable, quienes conocen a Belisario saben que es una de esas personas que en algún momento representará Venezuela en el exterior.

Su trayectoria comenzó en el primer año de a carrera, cuando se lanzó a presidente de la plancha «Compromiso». A pesar de no ganar, formó parte de la Secretaría General del Centro de Estudiantes de Derecho (CED). Lo que generó sus ganas de seguir ayudando a su facultad.

El año siguiente ocupó el cargo de Consejero de Facultad suplente. Asistió a más del 35% de las sesiones. Sin duda, su compromiso hacia los estudiantes fue lo que lo motivó a postularse al cargo estudiantil más alto de la universidad.

Ignacio Belisario como CU

Quienes sientan amor por servir, entenderán el porqué Belisario anhelaba tanto este puesto. Más allá del reconocimiento que te da tanto dentro como fuera de las aulas, ser CU te permite ayudar a los estudiantes, ser ese puente entre la realidad y las autoridades.


«Siempre estuvo en mi mente ser CU,  y para ello siempre consideré que es importante irse creando una reputación y la confianza de la gente»


La chispa que disparó este deseo fue cuando en el 2009 el ucabista David Smolansky -Consejero Universitario de ese momento- apareció dando unas declaraciones en Venevisión.

«Cuando escuché su discurso, y leí en el cintillo del canal “Consejero Universitario de la UCAB” dije que yo también  quería estar en ese puesto».

Pero, ¿por qué a pesar de los años siguió con ese empeño? Muy sencillo, porque sintió que se han hecho mal las cosas, que se ha utilizado mal el cargo y no se ha logrado todo lo que se puede hacer desde este espacio.

Sin duda, el mérito de Ignacio por dejar una huella importante, e impulsar el liderazgo en otros, ha sido claro a lo largo de estos casi cinco años.


Nicola Yammine, orgulloso ucabista


¿Qué otras actividades ha hecho?

Ignacio Belisario forma parte de esos grandes viajeros que estuvieron en  LAMUN UCAB. En 2016 quedó seleccionado como parte de la delegación que representaría el nombre de Venezuela en el Modelo Latinoamericano de Naciones Unidas; en Bogotá, Colombia.

Asimismo, formó parte de diferentes agrupaciones como lo es el Movimiento Estudiantil desde el 2014.

Para él, este «es un espacio de formación de liderazgo. Donde fomentamos la capacidad de construir una Venezuela distinta, para alcanzar y plantear metas factibles«.

Ignacio describe a la agrupación como «un grupo de personas con disciplina y compromiso por nuestro país«. Por otro lado, esta premisa forma parte de los grandes aportes que la UCAB le ha inculcado a lo largo de estos casi cinco años.

Ya cerca de finalizar la carrera: ¿qué te enseñó la UCAB?

A tan solo meses de la culminación de sus estudios, es innegable que los valores de nuestra alma mater han impregnado la esencia de este estudiante.

«La UCAB me dejó un sinfín de aprendizajes, experiencias. En ella viví los momentos más lindos pero también los más difíciles«.

Todos entendemos de una u otra forma lo que esto significa. Si estás entrando a la universidad, prepárate a vivir los mejores años de tu vida. Y sin duda, Ignacio lo hizo.

Desde sus mejores amigos, hasta competencias personales. Su trayectoria no ha sido color de rosa, sin embargo, en este tiempo maduró y aprendió cosas que van más allá de un pupitre y una clase de Procesal Penal.

«Un ucabista para mi es esa persona que ha aprendido a llevar las riendas de su destino.  No será quien te buscará dañar en algún momento». expresó.

¿Y después de julio qué?

Como toda gran historia tiene un final, en julio su etapa universitaria terminará. Pero empieza la montaña rusa de la vida profesional. No obstante, Ignacio tiene metas claras. Como firme creyente de la democracia, buscará educarse para implantarla nuevamente en el país.

Su deseo es hacer un Máster en política en la Universidad Complutense de Madrid. Buscará desarrollar habilidades de estrategia y manejo de campañas, que lo prepararán para su reto principal: la presidencia de la República.