bool(false)

Lo bueno, lo bonito y lo feo de las canchas

Rubén Reyes Medina

Aunque muchos ucabistas no han ido, en la Universidad sí hay canchas. Quedan arriba, en la montaña que está detrás de Cincuentenario. Si aún no los has visitado, aquí te dejamos las ventajas y desventajas de nuestros recintos deportivos

Todos han ido a la feria, todos conocen la biblioteca y todos han caminado por piso 3. Estos son lugares icónicos de la Universidad Católica Andrés Bello. Pero además de estas áreas comunes, hay otros sitios que no están tan cerca y no son muy cotidianos.

De hecho, en nuestro campus hay espacios que muy poca gente visita. Como el piso 6 del Edificio Cincuentenario o playa. Otros de estos lugares escondidos son las canchas. Si has visto las rejas en la montaña desde los estacionamientos, sabes dónde están. Para llegar hay que subir por una inclinada cuesta.

Arriba se encuentran la Dirección de Deportes y el gimnasio, además de las canchas donde entrenan y juegan nuestras selecciones… Hoy te mostramos lo mejor y lo peor de este espacio de recreación.

Lo bueno

Además de los partidos de fútbol, futsal, voleibol o basket, en las instalaciones de la Dirección de Deportes siempre se realizan actividades para que los ucabistas entrenen y mantengan el buen estado físico.

Bailoterapia, defensa personal, fit combat y stretching son algunas de las clases que se dictan en las canchas. Todas son gratuitas y pueden asistir todos los miembros de la comunidad ucabista. Es muy común ver a profesores entrenar junto a los estudiantes.


“Las dinámicas que siempre organiza la Dirección de Deporte son muy interesantes. Son maneras distintas de hacer deporte y siempre sube mucha gente a entrenar” – Richard Ollarves, estudiante de Derecho.


Otro de los elementos positivos son los baños. Estos tienen una gran ventaja que puede pasar desapercibida, pero es muy valorada por quienes suben: siempre hay agua. Esto les permite a los estudiantes entrenar duro, sin preocuparse de llegar sudados a clases.

“Después de practicar siempre es agradable bañarse y cambiarse la ropa sudada, por eso es tan importante que en los baños siempre hay agua y siempre están limpios”, agregó Ollarves, quien también pertenece a la selección de fútbol.


Lo bueno, lo bonito y lo feo de Vida UCAB


Lo bonito

Las cachas de la UCAB son como cualquier recinto deportivo del mundo. En sus instalaciones se llevan a cabo los partidos de las distintas selecciones de la Universidad, además de las Copa UCAB y Torneos Internos. Lo cierto es que bastantes estudiantes suben a ver estos encuentros.

Justamente ese ambiente, siempre alegre, es lo bonito de canchas. Sin importar los resultados de los juegos o las carreras de quienes están en el público, en las gradas suelen verse sonrisas y se sienten vibras positivas.

“Lo bonito es la gente. Yo soy medio escandalosa y viendo los partidos, la gente no me ve feo como lo harían en Feria, sino que se unen a mi desorden. Eso crea amistades, porque ahora son personas con las que me suelo sentar en cualquier lado de la Universidad”, comentó María José Medina, estudiante de Psicología.

Lo feo

Ya vimos que en canchas hay cosas positivas y que se puede ir a pasar un buen rato, pero no es tan fácil llegar. Una inclinada y larga subida separa a las canchas del resto de la Universidad y esto hace que no todos los ucabistas las conozcan y que a otros les dé demasiada flojera ir hasta allá.

Quizás para los deportistas no es tan difícil, pero para los demás sí. Lo feo de canchas es su ubicacióon. “La ubicación. Específicamente la subida. Necesitas bastante fuerza de voluntad y motivación para subirla, matarte entrenando arriba y bajar sin querer comprarte dos litros de refresco”, dijo Laura Vallejo, estudiante de séptimo semestre de Comunicación Social.

Entonces, ¿estás preparado para subir la montaña y conocer las canchas? Si ya lo has hecho, comparte con nosotros lo que te parece mejor y peor de este espacio dentro de nuestro campus.