bool(false)
danza

María de los Ángeles se mueve al ritmo de la danza y la psicología

marianah

“Todo es difícil al principio, pero cuando empiezas a hacerlo y te gusta, sabes que es algo que tienes que mantener. Cuando le agarras el ritmo, sabes balancear todo”

Con 22 años de edad y en quinto año de psicología, María de los Ángeles Pérez distribuye su tiempo entre infinidad de guías y resúmenes que debe realizar, los libros que le gusta leer, participar enel voluntariado de Parque Social y, su parte favorita, pertenecer a la agrupación Danza UCAB.

Por su carácter alegre, extrovertido y bondadoso, le gusta ayudar a las demás personas y llevarse bien con ellas. Considera que es muy importante la familia y la unión. También, que “uno siempre tiene algo que dar al mundo”. A pesar de llevar una relación amor – odio con su carrera y cuestionarse “¿es esto realmente lo que quiero para mí? ¿y la danza?” ha sabido relacionar sus dos pasiones y sacarlas adelante. “La Psicología es una carrera muy bonita y muy amplia. Siento que puedo unirlo a la danza y ayudar a la gente. Es una de las cosas que más quiero hacer en la vida”.


“Justo antes de bailar en el PsicoShow recibí una llamada de mi papá… Era por la muerte de mi abuelo, luego de estar 6 meses en terapia intensiva”


 ¿Cómo comenzó con la Danza?

Inició a los 9 años en la academia Danzas Guanipa, ubicada en El Tigre, estado Anzoátegui. Aunque su primer año fue difícil, no desistió. Se propuso una meta: exigirse constantemente para mejorar. Su habilidad y desempeño crecieron, lo cual fue logrando poco a poco. A la par, también estuvo en una agrupación de Joropo, llamada “Pioneros del Llano”. Esto la hizo formarse más en esta linda disciplina y, actualmente, puede decir que hace danza Nacionalista, Joropo, Danza Contemporánea y tiene nociones en Danza Tradicional. En estos momentos, sólo se encuentra en Danza UCAB, ya que el horario le complica estar en otra agrupación. Sin embargo, aspira a llegar mucho más lejos.

“Básicamente, esto fue por iniciativa de mi mamá. Yo era muy inquieta y ella quería encontrar alguna manera de canalizar mi energía”, comenta María.

No todo es color de rosa

Hace un par de años, en un evento que realiza la materia Psicología Industrial, PsicoShow, y donde bailaría María, recibió una fatal noticia. Comenta que fue la primera vez que la crisis del país le afectó tan directamente, pues todo empeoró por la falta de medicinas. Unas amigas la llevaron a comprar el pasaje, para viajar al día siguiente. Luego de hablar y desahogarse, sacó la mayor de sus fuerzas y decidió presentarse. “Mi abuelo era una persona que cumplía con todas sus cosas. Pensé: yo tengo este compromiso, tengo que bailar”. En medio del doloroso momento recibió un gran apoyo de parte de sus compañeros, cosa que recuerda con mucho cariño. “Fue un momento terrible, pero comprendí lo valioso de toda la gente que me rodea en Caracas”.

Con el paso del tiempo todo fue mejorando y siguió echándole pichón a las cosas. Este año ganó el primer lugar en el evento de “Talento U”, con una coreografía que hablaba de la crisis hospitalaria. Buscó plasmar todo lo que sintió en aquel momento y que la gente se identificara. “Mi abuelo siempre decía: no importa que tan difícil sea la situación… siempre tienes que seguir remando. Cosa que he hecho, he seguido remando”.


Lo que debes saber sobre el CityWallet


La danza es un arte, comenta. “Uno como bailarín es su propio instrumento. Puedes contar historias, narrar un sentimiento. Incluso, plasmar lo que sientes”. En su caso, muchas veces cuando se sentía triste por diferentes temas, la danza siempre fue el medio de liberación que lograba sublimar su pesar en algo hermoso.

María de los Ángeles motiva a las personas a que se atrevan, que experimenten más allá de su zona de confort. “Practicar algo te añade una nueva dimensión a lo que eres como persona. Te ayuda a ver la vida de una manera diferente. Si lo empiezas, no puedes dejarlo, debes hacerlo tuyo”.