bool(false)
memes

Mi vida es un meme

rescobar

En el universo del internet, entre videos de gatos, cadenas de tías y tuits con puntas venenosas, hay algo que se ha levantado entre todas las cosas, creando una cultura que está en todas partes y que nadie tiene que explicar para entenderla: los memes

Los memes  son más viejos de lo que parecen. La palabra la creó Richard Dawkins (1976) en el libro El gen egoísta, donde hacía referencia a la unidad mínima de información que se puede transmitir en la cultura.

Para mi sorpresa, los memes no son solo imágenes, también pueden ser ideas (en unidades mínimas de información) compartidas en  textos, videos e imágenes y cualquier tipo de construcción multimedia compartida en internet.

La premisa

La estructura básica de un meme comienza por una premisa. La premisa, en este contexto, es la proposición o idea principal del meme, a partir de la cual se puede adaptar a casi infinidad de contextos. Para poder entender esto veamos a Bob Esponja Cavernícola ¿Qué quiere decir este meme?

El mensaje es claro,  sentirnos como cavernícolas, tontos y sin saber que hacer ante una situación particular.

La referencia

Nadie tiene que explicarte un meme para que entiendas de qué trata, a eso es lo que llamaba Dawkins la unidad mínima de información. Cuando un meme llega a ti se activa una red de conocimientos “globalizados” que es multi referencial y al que cualquiera puede agregar o modificar contenido si sigue la premisa base.

 

Cada meme es una oportunidad de compartir, globalmente, experiencias que nos hacen sentir de una manera particular a una gran cantidad de personas. Más allá de la barrera de idiomas y cultura, se pueden encontrar infinidad de momentos en los que todos nos sentimos un poco cavernícolas.


Memoria y Cuenta de la Representación Estudiantil: Comunicación Social


“Los adultos no usan memes”

Una cosa interesante de  esta manera de comunicarnos es que a nuestros  padres, profesores y jefes les cuesta mucho entender “el chiste” y, siendo nosotros nativos en este lenguaje, se nos hace difícil entender por qué.

Para “captar”  un meme se debe tener acceso a  la cultura globalizada. Una que te permita, a partir de una información mínima, hacer conexión con películas, series, cómics, cuadros, y un largo etcétera. Así puedes entender la  premisa básica.

Otra dificultad para entender los memes es que son profundamente posmodernos. En principio, esto no significa anarquía o la oposición “porque sí” de los conceptos, sino más bien que se entiende la realidad como algo relativo que puede, y será, satirizado constantemente. Para un posmoderno es natural mezclar conceptos y significados que le permita crear nuevas narrativas y mensajes, es una manera en la que cada individuo puede agregar algo de su propia experiencia.

Aunque es fácil pensar en los memes como chistes fáciles, detrás de ellos puede haber profundas ideas. Desde críticas al estatus quo, hasta expresión de conflictos existenciales. En una proxima edición de mi “vida es un meme” vamos a tratar cómo se usan los memes en entornos educativos, como protestas y otros  contextos en los que no esperabas que fuera posible usarlos.