bool(false)
ingeniero

Pasando la frontera del ingeniero Ucabista

Daniela A. Gómez A.

La vida cotidiana del estudiante de ingeniería suele ir más allá de nuestras percepciones. Ellos suelen realizar actividades variadas y tener un día a día ajetreado pero productivo y dinámico. Descubre junto a nosotros sus actividades diarias y conéctate con ellos

¿Cómo es la vida de un estudiante de ingeniería de la UCAB?  Más allá de Solarium se encuentran los vívidos y animados ingenieros. Dentro de la comunidad ucabista son caracterizados como aquellos que nunca salen de su entorno cotidiano. Si bien es cierto que sus clases solo residen en el edificio de Laboratorios, hay más cosas que no conocemos de ellos.

El Perfil

“Callados, rockeros, introvertidos, alejados”, son solo algunas de las atribuciones más recurrentes hacia ellos. Sin embargo, la esencia que los caracteriza es el emprendimiento y poderío de sus actividades diarias. En particular, cualesquiera de las ingenierías suelen atemorizar a muchos, pero dentro de la universidad se encuentran sentimientos ocultos por estas carreras.


“Diría que el resto de las disciplinas nos ven como un poco apartados del resto de las actividades que se realizan en la universidad salvo casos atípicos que participan en diversas cosas dentro de la universidad”

Gerardo Ruiz (9no semestre de Ingeniería Civil)


Su entorno básico es acudir a clases, pero suele suceder que los bloques de horarios son disonantes. A veces, por disponibilidad, los estudiantes de ingeniería pasan incontables horas dentro del campus. Su misión recae en prevalecer dentro de Solarium a la expectativa de algo que hacer.

La práctica constante de los ejercicios académicos son en parte un hobbie alentador de ellos. La Casa del Estudiante suele ser su lugar de convivencia y sus anécdotas giran en torno a ese ambiente.

La evolución del café

Los sorbos en la mañana suelen ser más cortos para pasar el frío. El estacionamiento fuera de los laboratorios colapsa temprano y el bullicio se hace notar. Muchos entran a las aulas con aire acondicionado envueltos en suéteres o camisas largas. Luego, comienza la clase y el sueño queda atrás para no verse afectados por el atraso.

Al cambiarse de aula un cigarrillo acompaña a otro café mientras la lenta espera de la otra clase se hace notar. Sentarse en cualquier hueco es factible para reposar la saturación de actividades por realizar. Curiosamente, entra una sensación de apuro cuando varios ven pasar a futuros graduandos con sus camisas de promoción: “ya quiero que llegue ese día”; piensan muchos.

Sin embargo, toca esperar y seguir con la recolecta de información en las aulas. Hay un enorme hueco de horas libres entre clases. Quizás el piso les conforte para dormir o las conversas con gritos en los bancos les alienten más. Ya poco a poco el oso polar comienza a levantarse y tener una nueva cara. Las ojeras ya no importan mientras el chalequeo coge calor y así entran más despiertos a la culminación de la jornada.


Ingeniería no es lo que parece


La fusión con el campus 

Ya parecen una parte vital de las instalaciones de la UCAB. Los vemos por los alrededores del Centro Loyola buscando algún tipo de procrastinación por realizar. Cuando algunos pisan feria sienten que es otro mundo que les pasa por el frente. Aunque las peculiaridades los hacen resaltar, ingresar a territorios desconocidos les sirve como escapatoria de la cotidianidad.

Sus habilidades continúan fortaleciéndose conforme va pasando el día. En algún momento los veremos en biblioteca o en los cubículos de Módulo 1 tratando de repasar los problemas vistos en cálculo o cómo evaluar en sanitarias. Buscan adentrarse en un mundo de ejercicios académicos interminables.

Es aquí cuando deciden darle un nuevo rumbo a sus actos y buscan reposar sus mentes sobresaturadas de contenido. Cafetín se ve como un sitio ameno en donde tener tiempo de ocio. Se ve la llenura de las mesas, pero hay una vacante que es tomada para hablar con compañeros. Las horas aquí ya han pasado un poco más rápidas.


“A veces hay que encontrar el dinamismo en el día a día. Creo que el ambiente más cómodo que podemos encontrar en la universidad es aquel que nos permita relajarnos un poco, bien sea en el piso o sentados por los laboratorios”

Jean-Michell De Martino (9no semestre de Ingeniería Civil)


Una nueva distracción

Hay muchas horas libres dentro de sus horarios. ¿Qué más pueden hacer para no aburrirse? Baja SAE y Fórmula SAE parecen una excelente opción para distraerse. Aunque el CEI UCAB se ve más ameno y queda al alcance. No te pierdas la oportunidad de vivir nuevas experiencias y disfruta de las alternativas que te ofrece la universidad.

3 Shares
Share3
Share
Tweet
+1
Pin