bool(false)
Ucabista

Raoul Gutiérrez, un ucabista atómico

Paola Medina

Raoul Gutiérrez tiene 22 años y nació el 10 de noviembre del año 1995. A lo largo de su vida, el teatro se ha convertido en su pasión más grande y su paso por la UCAB ha estado lleno de contrastes, así como de valores y herramientas esenciales en su vida

Para este ucabista la actuación es su modo de vivir y la fuerza que lo hace cumplir sus metas con una visión bien específica. Raoul rescata el “estar aquí y ahora” ya que es algo que el proceso actoral le ha dejado a lo largo de sus 4 años estudiando y formándose sobre las tablas.

Raoul Gutiérrez: “Mi vida es la actuación”

El tino y la precisión en el teatro de Raoul no comenzó de un día para otro. Nos cuenta que simplemente asistiendo a un taller de coaching se trazó la meta de ser actor e inmediatamente comenzó a pensar en todo lo que necesitaba para lograrlo. Raoul inició su formación en el área especializándose en cursos teatrales. Partiendo de ahí, ha desarrollado una increíble carrera compartiendo escenario con grandes figuras y directores del gremio.

Raoul participó durante 6 meses en Teatro UCAB, justo después de tener todo un año formándose externamente en talleres de teatro. Lo cierto es que fue una experiencia distinta, que le permitió codearse con personas más jóvenes de las cuales sacó innumerables aprendizajes.

Sobre su experiencia en esta agrupación, se lleva la gran oportunidad de poder llevar el teatro a lugares en los que es casi imposible hacer este tipo de acto cultural. Durante su paso en Teatro UCAB las zonas rurales y comunidades fueron su público principal.

La oportunidad de hacer teatro y llevar historias a estas zonas es algo que este ucabista recuerda como gran parte de la experiencia en un modelo de teatro fuera del que estamos acostumbrados.


Conoce Teatro UCAB: una nueva experiencia sobre las tablas


Una nueva faceta como animador

Raoul nos cuenta que nunca pensó incursionar en la animación, pues para él lo periodístico era más llamativo. Sin embargo, en su trayecto por los medios se le presentó la oportunidad de ser animador en el programa juvenil del canal 4, Atómico, donde aprovechó al máximo esta nueva oportunidad.

La televisión nacional le ha brindado muchísimo contacto con la gente, cuestión que además fortalece sus herramientas como comunicador. Asimismo, le ha hecho entender por qué y para qué hace su trabajo a diario: entretener al público venezolano se ha vuelto su motivación y alegría.

Dentro de su rumbo en la televisión se asoman por la ventana nuevos proyectos como una serie televisiva transmitida en toda latinoamérica y los Estados Unidos. La participación de Raoul no se limita solo a la televisión ahora también entrará al mundo de la radio con otros colegas del medio.

Las pantallas de Venevisión le han brindando una gran experiencia pero sin duda el talento y carisma de este ucabista atómico lo harán brillar durante su camino. Sabemos que muchos de los estudiantes de Comunicación Social que se proyectan en el medio encontrarán admirable el ímpetu y el profesionalismo de Raoul Gutiérrez.

Pero este ucabista también nos demuestra que existe esa parte humana fuera de las cámaras, donde sus valores cada vez están más arraigados a sus principios. El Raoul que no vemos detrás de las cámaras demuestra una sensibilidad humana, afecto y energía increíble. Esto también le ha brindado la oportunidad de estar presente en espacios como el Bingo de la Bondad y en la catorceava edición del Desafío al Movimiento (DAM).

La UCAB ha dejado en Raoul el gran significado de trabajar en equipo y alcanzar sus metas mediante este medio. Durante su recorrido se ha encontrado con criterios y personas increíbles en las que se ha apoyado para cumplir sus objetivos.

Definitivamente este ucabista siempre nos lleva presente dentro de todos sus proyectos, así que estamos seguros de que nos seguirá sorprendiendo.